La UTN lanzó el Programa Universidad para el Desarrollo 2030

UTN | SAE | FUT
16 de abril de 2019
Image
Image
Image
El 16 de abril de 2019, la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), a través de la Secretaría de Asuntos Estudiantiles (SAE) del Rectorado y el Programa de Responsabilidad Social y Voluntariado Universitario (PRORSU) conjuntamente con la Federación Universitaria Tecnológica (FUT), realizó el lanzamiento del Programa Universidad para el Desarrollo (UPD) 2030, en la Sala de Consejo Superior del Rectorado de la Universidad, en Sarmiento 440, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En el encuentro, que se transmitió por Videoconferencia para todas las Facultades Regionales de la Universidad, estuvieron presentes el Rector de la Universidad, el Ing. Héctor Aiassa, el Secretario de la SAE, Juan Carlos Agüero y el Presidente de la Federación Universitaria Tecnológica (FUT), Pablo Mendoza, el Ing. Daniel Altina, Secretario de Cultura y Extensión Universitaria, el filósofo francés Dr. Francois Vallaeys y estudiantes entre otros.

En este marco, el Rector de la UTN, el Ing, Aiassa subrayó: “Quería felicitar a la Secretaría de Asuntos Estudiantiles por esta iniciativa que ya fue canalizada en el Consejo Superior y que tiene que ver con la temática de la Universidad para el Desarrollo.

Y la verdad es que no concibo yo, una universidad para el desarrollo si no está comprometida con la responsabilidad universitaria. Y tenemos el placer y el honor que nos está visitando el profesor Francois, quien nos va a ayudar mucho en avanzar en esto que denominamos Responsabilidad Social Universitaria.

Creo que hoy, quienes tenemos responsabilidades en la UTN, no solamente tenemos responsabilidades por la gestión actual, tenemos la mayor de las responsabilidades y es ser precursores de lo que constituyó la Universidad Tecnológica Nacional cuando, después de muchos años de la Reforma Universitaria, apareció otro hecho que formó parte de una política de Estado y fue la creación de una universidad que propiciaba, nada más ni nada menos, igualdad de oportunidades. A eso, yo también la llamo Responsabilidad Social Universitaria, y ese fue el nacimiento de la Universidad Obrera Nacional.
Un año después aparece otro hecho trascendente, que también llamo Responsabilidad Social Universitaria y es la gratuidad de la Educación Superior.   

Si enmarcamos esos tres hechos del siglo pasado en la reciente declaración de la Conferencia Regional de la Educación Superior en donde la Educación Superior es un derecho humano y es un bien público, todos estos hechos están entrelazados por la Responsabilidad Social Universitaria. Por eso les digo no concibo la universidad si no contiene en si misma a la Responsabilidad Social Universitaria.

Por eso, me parece que si hay algo en lo que tenemos que seguir trabajando, quienes tuvimos esas oportunidades y estamos formando parte de los claustros de la universidad , es en no perder de vista  que debemos hacer un gran esfuerzo para que todos los jóvenes de nuestro país reciban, accedan y tengan igualdad de oportunidades y que esto se lo pueda ofrecer el sistema universitario.

La herramienta que tiene el ser humano es el conocimiento y por lo tanto entregarles conocimiento a nuestros jóvenes es Responsabilidad Social Universitaria
”.

El Secretario de la SAE del Rectorado agradeció a todos los asistentes, a las Facultades Regionales que estaban conectadas a través de la videoconferencia y transmitido por redes sociales, quienes presenciaron el lanzamiento del Programa UPD 2030, desde el Área de Responsabilidad Social Universitaria, enmarcado en el proyecto presentado en el Consejo Superior, ordenanza 1992/18, a fines del 2018. “Habíamos planteado que tenía que ser misión de la universidad empezar a resolver y a plasmar estos temas con mayor firmeza, con un fuerte respaldo del órgano máximo de la Universidad. Luego, lo encolumnamos en un Programa de la Secretaría de Políticas Universitarias (MEECyT) que era de desarrollo, responsabilidad  y bienestar universitario, cuyas pautas eran que se empezaran a diagramar conjuntamente entre las áreas de bienestar con las federaciones, los centros de estudiantes y consejeros estudiantiles, con el fin de darle una gran participación a todo nuestro alumnado. Eso fue presentado y aprobado y aquí estamos, en este lanzamiento”, dijo Agüero.

Por su parte, Mendoza, Presidente de la FUT, subrayó los objetivos y fundamentos del Programa UPD 2030 y además sostuvo que a lo largo del año se realizarán talleres, cursos y videoconferencias para tratar el tema: “Atentos a la oportunidad contextual y a las necesidades institucionales de visibilizar la tarea que desarrolla la Universidad Tecnológica en materia de bienestar universitario, se propone la implementación de un Plan Integral de promoción de Bienestar Universitario”.

“Entre los objetivos del Programa UPD 2030 se encuentran: Diseñar e implementar un plan de formación en  responsabilidad social universitaria tendiente al fortalecimiento de la gestión de las tareas de las áreas de bienestar universitario y Centros de Estudiantes en el ámbito de la UTN, Fortalecer el sentido de pertenencia a la UTN, a través de la comprensión de la complejidad de la misión universitaria en general y de la UTN en particular; y del aporte de la misma a la construcción de una sociedad más justa, solidaria y sostenible, Ofrecer, en el marco de un programa formativo, la posibilidad de intercambio entre estudiantes, docentes, No docentes, funcionarios universitarios y Centros de Estudiantes, de las distintas dependencias académicas de la UTN, Contribuir, a través de jornadas de taller eminentemente práctica, a la elaboración de un plan consensuado de Bienestar Universitario”
, remarcó Mendoza.

El filósofo Dr. Francois Vallaeys en su disertación titulada “Devolver la Universidad a los estudiantes, ¿Será posible?”, sostuvo que “la Universidad tiene una primera función que es la Legitimación del Conocimiento. Se puede ser responsables juntos: estados, empresas, sociedad civil y Universidad. Hay 18 objetivos de desarrollo sostenible. Y el número 18 es empatía activa por la vida. Entre los impactos de la Universidad están: los organizacionales , laborales y ambientales, los cognitivos como investigación, epistemología donde debemos trabajar los prejuicios epistémicos, los sociales como extensión, transferencia, proyección social y los educativos  y la formación académica. La Universidad debe ser saludable, solidaria y sostenible”.

El Programa está destinado a estudiantes, docentes, No docentes, funcionarios de bienestar universitario y centros de estudiantes, alcanzados o interesados por la temática de la responsabilidad social, el desarrollo sostenible y las distintas metodologías de intervención social solidaria desde la universidad (voluntariado universitario, servicio social, aprendizaje y servicio solidario, entre otros) que contribuyen a la consolidación del bienestar universitario.
Redacción: Lic. Verónica Bravo